A veces pensamos en el proceso constructivo como algo “húmedo”, con morteros, yesos, rebozados y agua.

Nada más lejos de la realidad en culturas nórdicas, donde la madera es la materia prima base de la construcción.

Las características de este material natural vivo perdurable son y serán eternas.

Asimismo fácil de trabajar y noble desde el primer momento, hasta el detalle del acabado. La madera es plasticidad, arte, rapidez, acabado, naturaleza y durabilidad.

DOMUS integral
Construcción y Diseño
interiorismo